Una compañía de inversión con sede en el Reino Unido, inició un proceso de adquisición de un porcentaje muy significativo de una empresa tecnológica y de desarrollo española. Mientras se elaboraban los due dilligence legal y financiero, se requirió a Winterman que realizara un informe de riesgo reputacional sobre los principales accionistas y directivos de la entidad. Se pudo conocer que el principal ejecutivo de la empresa había estado involucrado en un tema de corrupción que no llegó a judicializarse, ya que las partes llegaron a un acuerdo y el asunto se cerró discretamente.

Este hecho preocupó a los inversores quienes solicitaron profundizar en el perfil profesional y personal del citado directivo pudiendo demostrar que el mismo había estado involucrado en distintos incidentes de corrupción en los que aparecía también la administración, tema por el cual los distintos conatos quedaban siempre cerrados discretamente con acuerdos extrajudiciales y el cese de los directivos involucrados, entre los que invariablemente estaba dicho ejecutivo. Pudimos conocer también, a través de fuentes no oficiales, que existía también un proceso de investigación abierto por parte de las autoridades policiales.

RESULTADO
A tenor del resultado de nuestro informe y atendiendo a nuestras recomendaciones, se retiró la oferta de adquisición. Meses después el investigado fue imputado por varios casos de corrupción y su empresa, al igual que otras satélites, se  declaraba en concurso de acreedores.

Artículos relacionados